Cómo Afrontar una ruptura amorosa

Cómo Afrontar una ruptura amorosa

Quien te diga que una ruptura no duele, que se supera fácilmente, y quite hierro al asunto, te miente. Con la mejor de sus intenciones, pero te miente.

Y es que una ruptura amorosa es una de las situaciones más dolorosas que atravesamos las personas.

Cuando se acaba tu relación, sea por el motivo que sea, se ponen en marcha multitud de emociones y sentimientos negativos y profundamente dolorosos y dañinos para tu bienestar.

Es habitual que la palabra fracaso se te pase varias veces por la cabeza, que no sepas cómo afrontar tu día a día sin esa persona a tu lado, que pienses que no vas a recuperar la felicidad, que te enfades, que intentes negociar, etc.

Todo esto entra dentro del proceso de duelo, que a continuación te expongo con una imagen, Y no has de sentirte mal por ello, es más, es muy importante que te dejes sentir, que estés triste, enfandadx o lo que necesites durante un tiempo, ya que ésto forma parte de este duelo y, al mismo tiempo, de tu crecimiento y aprendizaje personal.

Estas son las fases del proceso de duelo que se atraviesa cuando tienes una ruptura amorosa. No todas las personas las atraviesan en el mismo orden o quizá se salten alguna de las etapas. Además, también se puede dar el hecho de llegar a una fase y retroceder a otra. No hay ninguna ley inamovible al respecto, pero, más o menos, se suele dar de esta manera.

Como te iba comentando, es importante que te dejes sentir, que hagas introspección y veas qué sentimientos, emociones, miedos y/o inquietudes se movilizan dentro de ti por este hecho.

Tras un tiempo, cuando te sientas con fuerza, comienza a tomar acción. Para ello:

. Rodéate de personas que te aporten, personas con las que te sientas bien y te resulten positivas en este proceso.

. Busca o recupera esa actividad que te apasiona.

. Céntrate en tu recuperación y en el aprendizaje que puedes extraer de esta ruptura. No vale de nada en pensar lo que se ha perdido, solamente para hundirte aún más, por ello has de dar la vuelta a la situación y tomártelo como algo que superar, como un reto del que saldrás reforzadx.

. Nos busques culpables, ni motivos. Los encuentres o no, vas a tener que trabajar y poner empeño igual en tu recuperación.

. Medita, haz ejercicio, cuida de ti por dentro y por fuera.

. Aquellos pensamientos negativos que te asalten, tipo “he fracasado”, “No volveré a estar bien”, “Todo me pasa a mi” cámbialos por otros que te impulsen. Se trata de cambiarlos por otros pensamientos más positivos, pero procurando ser realista, nada de decirte frases banales o vacías. Por ejemplo, puedes formular frases como: “este reto lo voy a superar”, “también me pasan muchas cosas buenas”, “seré feliz igualmente pese o gracias a ésto”, etc.

Hay compañeros psicólogos que han establecido el punto de corte en dos años para considerar que el duelo de la ruptura pasa a ser patológico y hay que tratarlo.

La verdad es que, en este sentido, yo soy bastante más optimista, tanto por mi vivencia personal, como la experiencia que he adquirido trabajando con otras personas. Por lo que dos años sumidx en las emociones tan negativas que provoca una ruptura amorosa me parece demasiado, creo que hay que procurar atajarlo antes, al fin y al cabo, no tenemos un tiempo comprado aquí y tenemos que buscar nuestra felicidad a pesar de las adversidades que nos encontremos.

Cuando uno se decide y quiere dejar de pasarlo mal hay que tomar acción y, paso a paso, se va logrando.

Si no sabes cómo comenzar a hacerlo te puedo acompañar para que logres recuperar las ganas de seguir adelante y te llenes de ilusión por esta nueva etapa.

.

Spread the love
No Comments

Post A Comment