diálogo interno

¿Qué son las distorsiones cognitivas?

Es un error que se tiene en el procesamiento de la información, que genera una creencia errónea sobre la realidad.

Esto puede suceder por varios motivos, pero eso no es lo más importante, lo verdaderamente relevante es el efecto que tienen estas distorsiones cognitivas sobre nuestra vida y nuestro desarrollo personal. Ya que esas "etiquetas" que nos ponemos a nosotros mismos, al resto de personas o al mundo en general, funcionan como guía, normalmente limitante, para nuestra forma de comportarnos.

Estas son algunas de las distorsiones cognitivas más habituales y el modo de ponerles solución

1. PENSAMIENTO POLARIZADO: Consiste en valorar los acontecimientos de forma extrema sin tener en cuenta que puede haber puntos intermedios. Es decir, valorar todo como negro o blanco y no pensar en que hay una amplia escala de grises. Las cosas se valoran como buenas o malas.

Ejemplo: Una persona que no encuentra trabajo piensa: "Soy un incompetente e inútil" "No valgo para nada" o "Todo me sale mal".

Las palabras clave para identificar esta distorsión son aquellas que extreman las valoraciones olvidando los grados intermedios y matices. Ejemplos: "Fracasado", "Cobarde", "inútil", etc.

Qué alternativas podemos llevar a cabo: En este caso debemos graduar la situación, para ello nos preguntaremos: ¿Entre esos dos extremos, hay grados intermedios? ¿Qué podría sacar beneficioso de tal situación?

 

2. FILTRAJE O ABSTRACCIÓN SELECTIVA: Consiste en seleccionar en forma de "visión de túnel" un solo aspecto de una situación, pasando por alto otros aspectos que resultan relevantes y que incluso podrían modificar nuestra percepción del acontecimiento, de nosotros mismos o del entorno.

Ejemplo: Dos amigas salen juntas a pasear y a hacer unas compras, pasan una tarde realmente buena de risas y confidencias. Casi al marcharse chocan en un tema sobre política, y al irse a casa se sienten irritadas y molestas olvidando la tarde tan agradable que habían pasado juntas. Se filtra lo negativo, lo positivo se olvida.

Palabras clave para detectar esta distorsión son: "No puedo soportar esto", "No aguanto que... ", "Es horrible", "Estos es insoportable".

Alternativas: Desdramatizar la situación y buscar soluciones, para ello, puede ser útil preguntarse: ¿Qué ha ocurrido otras veces? ¿Realmente fue tan malo? ¿Se puede hacer algo si eso vuelve a ocurrir?